Fuimos extraños una vez, también.